Categoría: Fragmentos

La historia de Ayer: fragmentos I y II

I Mi hermano decía que una historia empieza a partir de un sueño. Él decía que el sueño es el disfraz de un deseo oculto. Nunca quise concederle la razón, porque soy escéptico hasta de los ingredientes que el señor de la esquina...

Lee mas

El cansado

Cuando pienso en un hombre cansado, se me vienen a la mente dos imágenes. Una es de un gato de cinco patas, no sé por qué exactamente. Debe ser que la quinta es una papada super-desarrollada que ha mutado para imitar a una...

Lee mas

El gato de cinco patas

La quinta pata la tenía, absurdamente, bajo la quijada y tenía, por lo menos, novecientos años. No era un gato, no uno verdadero, pero parecía uno. Tenía las orejas de gato, la cola de un gato, las manchas de gato, caía parado...

Lee mas

El barrendero

Suspiró y siguió barriendo, con el sol escondiéndose tras los edificios. Izquierda y derecha, barrer y mirar la calle, se decía. No podía darse lujos como batman, o como López Portillo. ¿Cómo se atreve a morirse ese cabrón sin...

Lee mas

El meneador…

Y lo hacía con un bélico furor, que en cualquier momento parecía que se le rompería. ¡Pero no! Es que el señor ya había agarrado callo (li-te-ral-men-te) y conocía, perfectamente, sus límites y sus estiramientos. Al igual que...

Lee mas

El meneador…

…de su tilín tilín con bélico furor mientras lo lavaba con el religioso cuidado de una virgen. Un hombre común, como cualquier otro… ¡Vaya! ¡Hasta podría ser un bloggero como todos nosotros! Imagínense a un burócrata, a un...

Lee mas

El sexoexperto

¿Él lo había pintado? ¡No, indiscutiblemente él pintaba mejor! Y sobre todo… pintaba turbias pasiones en los cuerpos femeninos, los cuáles conocía a la perfección. Se sabía los siete puntos erógenos-karmáticos y sabía torcer la...

Lee mas